Lun - Vie : 08:00 - 18:00
fedelonjas@fedelonjas.org.co
(57+1) 637 0810 | (57+1) 620 5204

Noticias

Fedelonjas

Tras la expansión empresarial

//
Autor

ü  Las compañías que buscan espacios hechos a la medida y con ubicaciones privilegiadas mueven la construcción de oficinas, bodegas e industria. En la actualidad, las empresas tienen a su favor un mercado con precios de arrendamiento más beneficiosos.

Revista Semana. Especial Construcción, septiembre de 2017.

Hoy por hoy la construcción de los inmuebles destinados a oficinas, bodegas e industria se está transformando de manera importante.

 Y este cambio no obedece solo al reajuste en las tarifas que el segmento de oficinas debido a la sobreoferta en algunas ciudades, sino que más bien se relaciona con los gustos de los actuales consumidores.

Hoy las empresas buscan tomar en arriendo o comprar lugares que se adecúen específicamente a sus necesidades.

Por eso, así como se tienen en cuenta los metros cuadrados (un aspecto que obviamente es fundamental), también se habla de ubicación; de servicios complementarios como espacios verdes y de descanso para los trabajadores; de reducción en los consumos gracias a obras amigables con el medioambiente; y de acceso a comercio, favoreciendo también las construcciones mixtas.

Para María Clara Luque, presidenta de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), muchas de las empresas que llegan al país quieren ubicarse en corredores comerciales en donde pueden contratar oficinas con especificaciones triple A, espacios que ofrecen un buen nivel de confort y diseños de avanzada.

“Pero el tema no queda ahí, pues este tipo de edificaciones también cuentan con certificación LEED, buenas condiciones de seguridad, medios de acceso resueltos y sistemas para control de incendios, entre otras especificaciones”, dice.

Pero las oportunidades no solo existen para los inmuebles con altas especificaciones. En este momento, las compañías que desean buscar nuevas instalaciones de oficinas o bodegas tienen la posibilidad de conseguir buenos precios, ya que los propietarios están dispuestos a negociar.

 

LAS CIFRAS HABLAN

En lo que va del año, los segmentos de oficinas e industria no han tenido los mejores resultados, fundamentalmente porque el mercado en las principales ciudades empezó a vivir una acumulación importante de inventario que llevó al reajuste de los precios de arrendamiento y de venta; esto a su vez se reflejó en un freno del licenciamiento.

El estudio más reciente de Tendencias de la Construcción de Camacol señala que entre 2014 y 2016 estos dos segmentos participaron con el 35 por ciento del área iniciada. Pero este es un comportamiento que ha sido permanente en la  última década.

Eventualmente, la construcción permanente se tradujo en un freno. Según las cifras del Dane, al término del primer semestre el licenciamiento de metros cuadrados para oficinas se redujo en 53,2 por ciento, y las caídas más importantes se presentaron en Atlántico (94,7 por ciento), Antioquia (64 por ciento) y Bogotá (60,6 por ciento).

 Pero más allá de evidenciar una crisis o una burbuja en el sector, la situación actual corresponde a un comportamiento normal del mercado.

Así lo afirma Roberto Cáceres, gerente de Colliers International Colombia, para quien hoy en día se debe hablar de ciclos. “Hay ciclos de bonanza y de expansión y hay otros de contracción; y en Colombia se han casi que duplicado los inventarios en los últimos cinco años, lo que llevó a que hace unos dos años fuera evidente que lo que se construyó era demasiado para la demanda real”.

Dejar un comentario