Lun - Vie : 08:00 - 18:00
fedelonjas@fedelonjas.org.co
(57+1) 637 0810 | (57+1) 620 5204

Noticias

Fedelonjas

Construcción sostenible en Bucaramanga aún está en fase inicial

//
Autor
Por: YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS – Vanguardia

Desarrollar proyectos de construcción sostenible representa un avance tecnológico y cultural que hasta ahora se empieza a desarrollar en el país. En Bucaramanga sólo una construcción cuenta con la certificación Leed y una más hasta ahora se está desarrollando.

En un informe publicado por el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible, CCCS, se conoció que de un total de 337 edificaciones colombianas adscritas a la certificación Leed, Bogotá reúne el 50,4 % de ellas con 171 proyectos, seguida por los departamentos de Antioquia y Cundinamarca, con 54 y 38 proyectos. Pero Santander ni siquiera aparece en el listado.

Para Sergio Luna, director de Camacol Santander, “acceder a ese tipo de certificaciones del CCCS no es un tema fácil, son muchos los lineamientos que se deben cumplir y los costos son elevados. Sin embargo, en Bucaramanga sí existen proyectos en los que se está utilizando esta tecnología, lo que pasa es que no se certifican porque en su mayoría no son en su totalidad sostenibles, solo se incorporan algunas tecnologías como la recuperación de aguas, menor consumo de luz y materiales más amables con el entorno, entre otros. Adicionalmente, la certificación representa altos costos para el constructor y para el comprador, por lo cual no los hace competitivos en el mercado”.

Por su parte, Cristina Gamboa, directora ejecutiva del CCCS, afirmó que “una edificación sostenible tiene muchos beneficios y programas para motivar cambios en hábitos de personas y comunidades, así como un desempeño superior en términos de durabilidad, especificación y consumo energético, consumo de materiales, conservación del agua, reciclaje o reutilización, por eso es importante que desde el Gobierno Nacional se incentive a los empresarios para conformar un mercado importante de estas soluciones inmobiliarias”.

Certificación local

Camacol está trabajando en la creación de una nueva certificación, la EDGE, con lineamientos de la Corporación Financiera Internacional (IFC), y el Ministerio de Ambiente. “Lo que se busca es ser un poco más acorde a la realidad de países emergentes como el nuestro, para que sean más amplios y menos rígidos los estándares para motivar la participación de más empresas constructoras para que incorporen en su sistema de costos esta tecnología”, informó Luna.

Constructoras como Marval y Urbanas han incorporado en sus proyectos algunos lineamientos de construcción sostenible, pero no se tiene un número preciso de las edificaciones en las que se ha incorporado en algún porcentaje o en su totalidad esta clase de normas.

Según Juan Ricardo Carreño, director comercial de Marval, la constructora está desarrollando en Piedecuesta el proyecto Río del Hato, que por su tamaño y características puede estar posicionando a Santander como una región líder en innovación y estándares Leed.

“En Bucaramanga, es difícil cumplir con las normas para la construcción sostenible porque la ciudad no cuenta con los espacios para desarrollarla, lo que hacemos son edificios de renovación, es decir, tumbar y volver a construir. Nosotros en Río del Hato contamos con 180 hectáreas desarrolladas bajo la mentalidad autosostenible, generando un equilibrio perfecto entre la naturaleza y la urbanización”.

Según los expertos, la falta de conciencia de la gente por el cuidado del medio ambiente es otra de las razones por las que ese tipo de construcciones no es tan fuerte; no a muchos les parece importante comprar propiedades que utilicen las aguas lluvias para los jardines y zonas comunes, entre otras. Por esa razón, se necesita crear conciencia de que el medio ambiente es un recurso limitado y debe cuidarse y conservarse.

Dejar un comentario